Sistema de Indicadores

Los indicadores de derechos humanos se establecen con la pretensión de medir, monitorear y evaluar las políticas públicas, la producción de servicios y la conducta de los funcionarios públicos.  Señalan el grado en que los actores estatales cumplen su obligación de proveer los mecanismos que garanticen la satisfacción de los derechos esenciales de las personas. Se diferencian de otros indicadores porque se derivan del marco normativo internacional de ddhh, vigilan su cumplimiento y son el modo operacionalizado en que los responsables deben rendir cuentas. 

Para analizar hasta qué punto un efector de salud mental ajusta su gestión a la realización de este derecho es necesario contar con indicadores de DDHH que permitan monitorear y evaluar las acciones y los resultados.

Los indicadores de DDHH para la gestión de los servicios  de salud mental deberían tener las siguientes características: ajustarse a la normativa del estado en materia de DDHH, asociarse al goce de un derecho por parte de la población, evaluar el servicio en relación con su disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad y tomar en cuenta los principios de no discriminación e igualdad, la transparencia, la rendición de cuentas, el acceso a la justicia y a la información, entre otros.

La metodología seleccionada para cumplir con los objetivos del proyecto es, en una primera etapa, elaborar una matriz de indicadores que tienen por objetivo proporcionar información sobre las líneas y acciones estratégicas mediante las cuales se aplican las políticas. Con ellos se intentará medir el grado de realización de las actividades necesarias para alcanzar algunos  progresos realizados en el transcurso del tiempo.