La preocupación por promocionar una cultura de inclusión desde y en las organizaciones de la sociedad civil se traduce en iniciativas dirigidas a lograr una mayor incidencia política por parte de estas organizaciones para lograr democracias más inclusivas y transparentes, con capacidad para proteger los derechos humanos.

 Las nuevas leyes de salud mental incorporan la participación de los usuarios en las decisiones sobre sus tratamientos individuales y en el diseño de políticas públicas que tiendan a superar las barreras sociales que restringen el pleno ejercicio de los derechos. La nueva ley posibilita la configuración de relaciones democráticas entre usuarios y profesionales de la salud. Esto permite conformar un campo social amplio para luchar contra distintas formas de abuso, maltrato y torturas, que en muchos casos afectan a usuarios y familiares. (APUSSAM ASAMBLEA PERMANENTE DE USUARIOS DE SERVICIOS DE SALUD MENTAL, Extraído de la nota publicada en el diario Página 12 el día 16 de agosto de 2012)

 

12038388 1654927118088703 6777510240978702922 n

 

 

FACEBOOK: Confluir COMUNIDAD